Como hacer una transferencia bancaria internacional

Lista de Codigos SWIFT por Paises

Buscar este blog

Enviar dinero desde Suiza

La manera más barata de enviar dinero será a través de transferencia bancaria, aunque tendrás que pagar una comisión más el tipo de cambio CHF->EUR que se aplique.
En caso de no tener una cuenta bancaria, lo más recomendable sería utilizar los servicios de Western Union, MoneyGram o similares.
Estos últimos, te cobran una tasa fija dependiendo del dinero a enviar, (y obviamente el cambio de moneda) y no requieren cuenta bancaria en destino, sino que se envían a una persona.
Los servicios de envío de dinero de La Poste no los conozco, aunque me imagino que será a través del PostFinance y similares al Western Union, etc (en España por ejemplo, Correos utiliza WU).

Para mas informacion Visite: http://www.bancaoffshore.info

Si tienes pensado enviar dinero regularmente, lo más recomendable sería que te abrieras una cuenta con el banco que tenga este tipo de servicios, por lo general es posible que te ahorres las comisiones y sólo "pagues" por el cambio de moneda.

Suiza se encuentra situado aproximadamente en el centro de Europa. Limita al oeste con Francia, al sur con Francia e Italia, al este con Liechtenstein y Austria y al norte con Alemania. Numerosos lagos salpican su orografía. La superficie de este país es aproximadamente de 41.290 km2. Suiza es un país pequeño pero densamente poblado: la densidad de la población alcanza 183 habitantes por kilómetro cuadrado. La altura media es de 2415 metros sobre el nivel del mar. Las ciudades importantes son Basilea, Berna (capital), Ginebra, Lausana, Zúrich.

Historia de Suiza

En 1291, representantes de los tres cantones de Uri, Schwyz y Unterwalden firmaron la Carta de la Alianza, que los unió en la lucha contra los Habsburgos, quienes en aquel tiempo controlaban el trono alemán del Sacro Imperio Romano Germánico. En la batalla de Morgarten en 1315, los suizos derrotaron al ejército de los Habsburgos asegurando así su casi-independencia como la Confederación Helvética.
En el Tratado de Westfalia en 1648, los países europeos reconocieron la independencia de Suiza del Sacro Imperio Romano Germánico y su neutralidad. En 1798, los ejércitos de la revolución francesa conquistaron Suiza. El congreso de Viena de 1815 restableció la independencia suiza y las potencias europeas aceptaron reconocer permanentemente la neutralidad suiza.
Suiza adoptó una constitución federal en 1848, en la cual se eligió a Berna como capital de Suiza, habiéndose rotado hasta entonces la sede de gobierno cada año y más tarde cada dos años para no menospreciar a ningún cantón de la confederación. Las otras dos ciudades candidatas eran Zúrich y Lucerna. La idea de la necesidad de un equilibrio entre los cantones en un sistema federado (argumento en contra de Zúrich como la ciudad más fuerte y capital industrial) y los resentimientos debidos a la guerra separatista del Sonderbund (Liga Separada o La Otra Alianza) de 1845 (a la cual Lucerna pertenecía) llevaron a la elección final de Berna como sede del Gobierno.
La constitución fue reformada profundamente en 1874 y se estableció la responsabilidad federal para los asuntos legales, de defensa y comercio. Desde entonces es continua la mejora política, económica y social que ha caracterizado a Suiza.
Los suizos son conocidos por su histórica neutralidad política, comenzada en 1515 tras la derrota contra Francia en la Batalla de Marignano por la dominación del Milanesado, y por no haber participado militarmente en ninguna de las guerras mundiales. En 2002 Suiza se convirtió en miembro pleno de las Naciones Unidas.

Bandera y escudo de Suiza
Con anterioridad al siglo XIX, Suiza no poseía su propia bandera nacional. En el campo de batalla, los suizos solían llevar la bandera de su cantón natal. Sin embargo, desde la Batalla de Laupen en 1339, llevaban una cruz blanca en los vestidos como seña de identidad.
Durante el período de la República Helvética (1798-1803), Napoleón prohibió a los suizos llevar una cruz, obligándolos a llevar una bandera tricolor (verde, rojo y amarillo). Cuando la República Helvética se disolvió en 1803, los suizos volvieron a su cruz blanca que solían colocar encima de sus banderas cantonales.
En 1815, después de la caída de Napoleón, las tropas suizas llevaban un brazal rojo con una cruz blanca truncada. En los años sucesivos se introdujo poco a poco el uso de una bandera federal extraoficial. Esta bandera se utilizó sólo una vez en una guerra, en la guerra civil suiza (Sonderbund) de 1847. La guerra entre los defensores de los valores tradicionales y de la autonomía comunal por una parte y los modernistas y defensores de la centralización del Estado por otra. Con la victoria del partido liberal, la bandera suiza vino a ser un símbolo nacional oficioso.
Al incorporarse Suiza en Naciones Unidas en el 2002, los secretarios de actas de la ONU tuvieron que resolver un problema inusual: la bandera suiza es cuadrada, pero las reglas de la ONU prescriben que las banderas del cuartel general deben ser oblongas. Afortunadamente para Suiza, esta regla fue invalidada por otra que permite enarbolar toda bandera cuya superficie no exceda la de las banderas regulares.
La bandera nacional heredó su forma de las banderas cantonales que también eran cuadradas. La única bandera cuadrada del mundo, además de la suiza, es la del Vaticano que es probablemente una imitación del estandarte oficial de la Guardia Suiza del Papado.
La forma de la bandera suiza no está prescrita por ley, tampoco el tono del rojo del fondo. Sin embargo, la forma exacta de la cruz sí tiene sus medidas prescritas. Según un decreto de 1889, los brazos de la cruz tienen que tener la misma longitud, y además tienen que ser un sexto más largos que anchos.





El escudo de Suiza consiste en un campo rojo con una cruz griega blanca.